lunes, 2 de abril de 2007

Distribución Variable

Para entender mejor este post les recomiendo que lean primero el de La Sobrealimentacion.
Muchos consideran que un motor con turbo es mejor que uno aspirado, ¿Es esto cierto? Si, es cierto, y siempre lo será, pero no hay que desilucionarse, porque hoy en día se venden vehículos con sistemas de distribución variable que permiten un mayor llenado del cilindro sin necesidad de una asistencia como el turbo o el compresor volumétrico. ¿En qué consisten?, normalmente un motor tiene un reglaje fijo en la leva para abrir la válvula de admisión y de escape; pero ciertas marcas como Honda, que fue la precursora, con el conocido sistema V-TEC, Toyota con el VVT-i, Porsche con el VarioCam Plus, Nissan con el VVL, y BMW con el Valvetronic, por nombrar las más conocidas, utilizan este sistema. Lo que cambia cuando uno acelera a fondo, es la alzada de la válvula, que es regulada eléctrónicamente a tráves de un motor que, midiendo el índice de carga del motor(cuanto se lo pisa), da mayor o menor apertura a las válvulas para un mayor o menor llenado del cilindro logrando un óptimo rendimiento. Para lograr esto, Toyota utiliza un sistema que varía el ángulo del árbol de levas y lo mueve para dar más o menos apertura a las valvulas video video
Honda, por su parte, utiliza un arbol de levas con dos tipos de levas que estan conectadas por un piston hidraulico, que pueden desconectarse y asi tener dos tipos de reglajes. Con esto se logra tener una relación aproximada de 125CV/litro, aunque lejos esta de los 150 que logra desarrollar el motor turbo, porque este no solo llega a la misma presión media externa, sino que la supera, por lo que el cilindro tiene más de 1 atmósfera, dentro de la cámara de combustión para cuando la válvula de admisión se cierra. ¿Cuáles son los puntos a favor y en contra de este sistema?

A favor:

- Es de respuesta inmediata a diferencia del turbo que demora en funcionar a pleno hasta que entrega toda la potencia.
- Por ese mismo motivo la aceleración es mayor y no tan brusca como en el caso del turbo.
- Al no tener que reducir la compresión al incorporar el sistema se logra un mejor rendimiento y por ende un menor consumo.
- Como mejora la combustión en todo régimen de utilización, si bien la potencia aumenta, el consumo se mantiene o se reduce.

En contra:

- No llega a tener la misma potencia específica que un motor con turbo.
- A diferencia del turbo no es adaptable a cualquier vehículo.

No hay comentarios: